septiembre 8

Tratamiento psicológico de la Depresión

La depresión se caracteriza por una profunda tristeza, falta de fuerzas para afrontar el día a día, incapacidad para disfrutar de cualquier cosa, incluso aquellas que antes resultaban placenteras. A menudo va acompañada de sentimientos de poca valía personal, baja autoestima y pensamientos muy extremos y un exceso de autocrítica y juicio a uno mismo. Todo esto genera un gran malestar a nivel emocional. De igual modo, es frecuente que vaya acompañada de ansiedad.

A menudo se habla de depresión como algo que aparece de la noche al día, cuando en realidad, es un proceso que se va instaurando de manera progresiva. Como casi todos los problemas psicológicos, la depresión es  una consecuencia provocada por algo que no está funcionando correctamente en nuestra vida. La causa de la depresión suele venir explicada por múltiples factores, por ejemplo dificultad para resolver  conflictos interpersonales, una infraestimación de las capacidades propias, estilos de apego inseguro, estilo atribucionales sesgados (atribuir los éxitos propios  a factores externos, y los fracasos a factores internos), experiencias tempranas que han generado esquemas cognitivos que tienden a activarse ante determinados sucesos los cuales provocan pensamientos negativos automáticos y sintomatología fisiológica. También es muy habitual niveles altos de críticas negativas a uno mismo, y bajos niveles de compasión hacia uno mismo, así como una actitud pasiva ante sus circunstancias.

Algunos psicólogos fomentan el pensamiento positivo en sus tratamientos, algo que lanza un mensaje que afirma que si uno está deprimido es porque no están siendo lo suficientemente positivos, y que han de ver el vaso medio lleno. Este enfoque desde un punto de vista de un psicólogo bien formado y con experiencia, es un disparate, pues es tremendamente reduccionista y simplista, y además genera culpa en estas personas, algo que provoca un problema añadido,  pues ahora la persona además de estar deprimida, se siente culpable por no estar siendo suficientemente positiva. Por tanto, es un mito eso de que hay que ver el vaso medio lleno, porque la realidad es que el vaso también está medio vacío. Enfrentar esta segunda parte, que claramente nos genera malestar tiene un sentido, pues todas las emociones cumplen la función de avisarnos de algo no está funcionando, y que por tanto necesitamos poner en marcha estrategias diferentes para cambiar nuestra situación. Mi labor como psicólogo es ayudarte a encontrar por qué estás deprimido, qué necesitas para mitigar ese malestar y ayudarte a poner en marcha estrategias que te lleven a un bienestar pleno y profundo.

Si te encaja mi enfoque como psicólogo a la hora de abordar la depresión, y crees que necesitas ayuda para aprender a comprenderla y gestionarla  de manera eficaz, puedo atenderte como psicólogo en Madrid, y también formato online si lo prefieres


Mi enfoque terapéutico como psicólogo

Mi enfoque terapéutico como psicólogo
>